¿Podemos convertir la crisis del efectivo en una oportunidad para estar a la vanguardia tecnológica mundial? 🤔

«El secreto del cambio es enfocar toda tu energía, no en la lucha contra lo viejo, sino en la construcción de lo nuevo». Sócrates

Actualmente muchos países están estudiando propuestas para sustituir el dinero en efectivo con el objetivo de desarrollar una política monetaria más eficiente que limite la evasión fiscal, elimine la falsificación y mejore el seguimiento de los movimientos financieros. En algunos de ellos la iniciativa ha sido tomada por el gobierno y en otros por actores financieros o comerciales.

Estas propuestas proyectan grandes beneficios, pero también vislumbran dificultades tecnológicas y barreras culturales levantadas sobre una larga tradición de pagar con dinero en efectivo gozando de sus principales atractivos como lo son: liquidez y privacidad.

Fintech

Los primeros pasos

Ya se observan cambios en el sistema financiero que van en esta dirección, especialmente en el proceso de pagos, que también incluye la nueva tendencia global para la producción de bienes y servicios donde el cliente está más informado, es más exigente, tiene un gran poder de influencia, es el líder y centro del proceso; rompiendo así el esquema tradicional de orientación al producto donde el cliente era considerado solo un elemento más.

En consecuencia, se observan fenómenos como la desintermediación de actores financieros tradicionales y la reintermediación con nuevos competidores que entran al mercado para satisfacer la demanda de nuevos servicios con reglas distintas y ajustadas a las necesidades y deseos de los clientes. Así nacen los modelos de negocio disruptivos Fintech.

Para adaptarse a esta nueva realidad y continuar conquistando a sus clientes, todo el sistema financiero debe hacer cambios rápidamente de forma y fondo, tomando conciencia de que ahora necesitan adecuar sus estructuras a nuevos métodos de pago como los móviles, ya sea con plataformas propias o forjando alianzas con otras billeteras digitales, con las cuales, además de satisfacer las necesidades de sus clientes, tocan a su puerta para conocerlos mejor y desarrollar estrategias comerciales más efectivas.

En Venezuela

La poca disponibilidad del efectivo nos ha forzado a utilizar otros métodos de pago como transferencias electrónicas, puntos de venta (POS) y aplicaciones móviles bancarias con una frecuencia mucho mayor a la habitual, y la experiencia ha demostrado que han sido insuficientes para manejar la demanda de pagos.

Un alivio a este problema podría encontrarse en las aplicaciones de pagos en versión móvil y web como Gualy, que permiten a las personas obtener su propia billetera digital en la que pueden colocar el dinero que necesitan para hacer pagos rápidamente con solo colocar un correo electrónico o escanear un código QR, emulando el proceso de guardar billetes y monedas en su billetera de bolsillo para hacer los pagos cotidianos.

¡Regístrate en Gualy y prueba tu billetera digital gratis! 😉

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *